Enter your keyword

Gestión de color

En el flujo de trabajo desde el origen de una imagen digital hasta la impresión intervienen distintos elementos que pueden dificultar la consistencia de color del original en el soporte de impresión o visualización.

La gestión de color si bien es de aplicación sencilla, requiere capacitación y equipos de medición, como colorímetros o espectrofotómetros. Todos los elementos que intervienen en el flujo de trabajo de color o gestión de color, son susceptibles de calibrar o perfilar, a los efectos de minimizar las variaciones que puedan surgir del original a su reproducción.

La gestión de color no resuelve todos los problemas, sino que los minimiza para lograr a través de la consistencia una apariencia semejante.

La imagen original puede corresponder a una captura por cámara o escaner o a un original creado con programas de diseño o edición.

En el supuesto que la imagen sea una captura fotográfica digital, a los efectos de mantener la coincidencia entre el original y los valores  obtenidos por nuestra cámara, es necesario tener en cuenta el balance de blancos de la misma y generar el perfil de cámara, que lo tiene que realizar cada fotógrafo conforme a las condiciones de luz, utilizando elementos como el ColorChecker pasport.

Si el origen de la imagen es producto de un escaneo de negativo o copia en papel, el escaner debe ser perfilado a los efectos de obtener la mayor fidelidad posible.

En el caso de que el origen sea producto de un programa de diseño, como así también en el post proceso de una imagen capturada por cámara digital o escaner, donde indefectiblemente interviene la pantalla del ordenador, es necesario que la misma esté calibrada y perfilada.

El no tener la pantalla calibrada y perfilada, da como resultado seguro, diferencias notables entre lo que nosotros vemos y el resultado final de impresión.

En el proceso de calibrado básico, se establece el punto de blanco, contraste de la pantalla y luminancia de la misma. Este calibrado no es solamente de la pantalla, sino de la conjunción de esta con el ordenador, sistema operativo y placa de video al cual está conectado, en el caso de computadoras que no son todo en uno o notebook.  En un calibrado más avanzado, se puede evaluar la luz ambiente como así también la incidencia de la luz de la pantalla sobre el usuario y el entorno y la devolución de esa incidencia nuevamente sobre la pantalla.

El punto de blanco lo establecemos conforme a nuestra experiencia y en función de los resultados en la posterior impresión, en lo más neutro posible (65 cie), el contraste en un contraste estandard y la luminancia, en 80 candelas, que es el valor lumínico promedio que refleja los distintos soportes de impresión. Los monitores pueden tener una luminancia en su máxima expresión entre 200 y 400 candelas, variando conforme al tipo de pantalla y a su  desgaste por su uso o antigüedad. Inclusive, esos valores pueden variar entre los bordes y la parte central de la pantalla.

El servicio de perfilado de escáneres, pantallas y proyectores lo efectuamos con un espectrofotómetro i1 Photo Pro 2, de x-rite, equipo que permite perfilar tanto dispositivos de entrada como  de salida, RGB como CMYK y sobre el equipo al cual están conectados o en el caso de computadoras todo en uno y notebooks, directamente en el ordenador.

El perfilado de papeles lo realizamos con el mismo equipo pero podemos hacerlo a distancia. A tal fin, deberán descargar el archivo “Perfil de papel.zip”, descomprimirlo e imprimir las tres hojas A4 con parches de impresión, en forma neutra sin aplicar color managment y sobre el soporte a perfilar. Si desconocen la forma de imprimir en forma plana sin aplicar color managment, puede utilizar el programa de impresión de Adobe Color Printer, que también se encuentra dentro del archivo comprimido. Efectuada la impresión nos deberán enviar la misma para que nosotros podamos realizar el perfil correspondiente, el que le devolveremos via web.

Descargar Archivo.zip