Blog

Marcos López. Debut y Despedida II

Marcos López. Debut y Despedida II

Con una puesta en escena increíble, Marcos López inauguró en la sala Cronopios, del Centro Cultural Recoleta, su muestra Debut y Despedida, obras 1978 – 2012.

En la misma se puede observar un resúmen de todas sus ideas, volcadas en fotografías, pinturas, dibujos, intervenciones, montajes, murales, etc., etc., etc…

Con la presencia de muchísima gente,  parecía que la sala mayor del CCR, era chica, teniendo que esperar por momentos que se produjeran huecos entre la gente, para poder apreciar la cantidad de obra presentada.

Si bien en los medios se habló que casi la muestra no tendría fotografía, su obra fotográfica está presente en todos los sectores de la sala, formando parte de un mural, en acordeones fotográficos, en símil empapelados o en una vitrina con pequeños contactos de formato medio, donde incluso se ven algunos recortados formando imágenes más complejas que hoy, son fáciles de hacer con la fotografía digital, pero que ya rondaban en su cabeza cuando solamente había fotografía analógica.

En algunos sectores ya se comenta que va a ser la mejor muestra del año. Como siempre, su obra genera amores y odios, benefactores y detractores, pero como él bien ha preguntado alguna vez “¿Quién dice qué está bien y qué está mal en pintura?, que nosotros extendemos la misma pregunta a la fotografía.

La realidad es que en esta muestra se ha expresado como el quiso. Hay dibujos realizados durante el 2012 sobre hojas de cuaderno que muestran su constante creatividad.

Puede gustar o no, pero creemos que es una muestra que no se puede pasar por alto y que va a dar mucho tema para hablar durante bastante tiempo.

Clarín le preguntó porque  Debut y Despedida, y él respondió:

–Es debut y despedida, el yin y el yan, el “te quiero y, a veces, te odio”, mi debut en el arte contemporáneo y mi despedida, porque ya dije todo lo que tengo que decir. (Acá, Marcos hace un silencio y dice, remarcando la “s”: “ Basta ”.) –¿Basta de qué?

Basta es que me retiro a meditar a una casa en las afueras de Santa Fe. Basta de exposición pública. Basta de necesidad de expresar. Con ésta me retiro, porque más no tengo para decir.

–¿Estás hablando en serio?

–No. Bueno, sí. Pero es sólo un sentimiento.

–¿Entonces? ¿Es “debut y despedida”, y “me sigo quedando”?

– ¡Si! Es esa cosa medio histérica que tengo.

Lo cierto es que tenemos la certeza que es difícil que su creatividad se ponga en un freezer, y su retiro a una casa en las afueras de Santa Fe, seguramente va a generar nuevas sorpresas.

 

Related Posts